Pregunta 04 del #Raxxiechallenge

Pregunta 04 del #Raxxiechallenge

¿No olvida nada…?

El sábado se me olvidó venir a poner la entrada semanal. No sé qué pasó: cuando desperté, me acordaba perfecto de que tenía que hacerlo; pero entre una y otra cosa… pues no lo hice. Y luego ya no se me olvidó, pero me costó trabajo hacerme de un ratito para venir. En todo caso, lo sucedido me inspiró para la pregunta de la semana: ¿en qué piensas cuando te digo «olvidos»?

Yo pienso en una cosa que me pasa en ocasiones y que me cae muy gorda: me acuerdo de algo que tengo que hacer (felicitar a alguien por su cumpleaños, llevar algo que prometí a una reunión, poner una entrada en el blog…) pero lo aplazo: al ratito lo hago, me digo. Y a veces me vuelvo a acordar varias veces -y lo vuelvo a aplazar una y otra vez. Hasta que, de repente, ya no lo aplazo… porque ya no me acuerdo. Y vuelvo a acordarme cuando ya pasó el cumpleaños, o ya llegué a la reunión o…

Hay otros olvidos que me parecen más extraños: en general creo tener buena memoria, así que cuando me hablan de alguna vivencia compartida, de la que yo no recuerdo absolutamente nada, me da un terrorcito… o como cuando se me olvidó la cara de un maestro (y la sustituí con la de un actor). Y cuando llegué a buscar al maestro, porque iba a ser sinodal en mi examen de titulación, me sentí dentro de los Expedientes X y la pasé muy muy mal.

Pero un olvido que me entristeció mucho fue cuando dejé a Pepe, mi zorrillo de peluche, en un avión. Llamé a la aerolínea, rogué y supliqué (mentí un poquito: dije que era el muñeco favorito de «mi hija de cinco años»), pero según ellos no lo encontraron :(

Y ustedes, ¿qué olvidan? ¿O qué les gustaría olvidar? ¿O qué hacen cuando alguien más olvida algo que es importante para ustedes? Yo antes me tomaba muy a pecho que olvidaran mi cumpleaños, pero con los años me he vuelto más sosegada, supongo -o comprensiva, con eso de que yo misma olvido felicitar a otros cumpleañeros.

,

3 respuestas a “Pregunta 04 del #Raxxiechallenge”

  1. Es tanto y tan variado. Y tan complejo esto del olvido. A veces quisiera tener el poder de una memoria selectiva, poder olvidar aquellas cosas poco agradables y mantener las buenas. Quisiera recordar cómo resolver un problema matemático, de esos que nos enseñan en la escuela y nos matamos estudiando para un examen. Quisiera no olvidar cosas de mi infancia. Parece tan lejana que cuesta creer que ocurrió y sólo la aceptas como verdadera por las evidencias fotográficas. Quisiera no olvidar los rostros que conozco en reuniones para que, cuando les encuentre por casualidad, no les vea con expresión de “te me haces conocido, pero no sé de dónde”. Quisiera no olvidar la teoría y fechas históricas importantes y poder comprender mi mundo actual. Quisiera saber porqué no olvido cosas, datos aparentemente poco importantes como por ejemplo, eso de que no podemos tocarnos la nariz con la punta de la lengua o que el factorial de 0 siempre es 1 (el maestro lo explicó pero ahora no recuerdo la razón). Quisiera que el olvido no nos arrase de la memoria de los amigos y que nos recordemos mutuamente cuando ya no estemos cerca. Quisiera que las buenas promesas se cumplieran, y no como Murakami lo sentenció “Pero al final, como muchas bellas promesas que hacemos en esta vida, la de salir a cenar juntos nunca se cumplió.”. El olvido es curioso, una dicha con toques de melancolía.

  2. Olvidos. Olvido muchas cosas y las que quisiera olvidar no. Siempre creí tener una excelente memoria y a veces es así, pero otras…
    También suelo recordar algo y aplazarlo, aplazarlo y aplazarlo hasta que ya no se puede porque se olvida. Frente a esta situación anoto TODO. Me he vuelto una experta en intentar métodos de planificación y al tiempo dejarlos y volverlo a intentar. Ahora estoy con un Bullet Journal para organizarme, una planner para anotar mis vivencias importantes del día, un diario de vida (a veces no tengo ganas de escribir, pero igual lo hago, menos el otro día que lo olvidé :/), además de un calendario mensual de pared y una libreta con todas las semanas para el trabajo. Uff, ahora si olvido algo más culpable me siento.
    Lo peor de mis olvidos y a la vez algo que me gusta es que borro muy rápido los detalles de un libro, película o serie, pero cuando vuelvo a leer o ver es como si viviera la experiencia por primera vez, ups. A pesar de eso, tengo o tenía la habilidad para aprender de memoria un poema (en el colegio) y letras de canciones.
    Pienso que mi cerebro va desechando todo lo que no voy a ocupar de forma práctica; así lo voy llenando con nueva información.

    p.d: una vez me contaron sobre un dato random que había mencionado en una conversación, sobre langostas. No recordaba el dato, ni que lo había dicho. :D
    p.d 2: Había olvidado venir a responder esto, a pesar de preguntar por el reto, je je je.

  3. «Dicen que la distancia es el olvido…»

    Creo que tengo buena memoria, una selectiva, las cosas traumáticas, dolorosas, las ofensas, las deslealtades, etc. Son las que mejor recuerdo.

    ¿Hay diferentes clases de olvido o de memoria?

    Hay cosas que entre más queremos olvidar más recordamos.

    Debido a mi severo , obsesivo y perfeccionista juez interno pocas veces se me olvidan las cosas. Esa podria ser ina cualidad pero debido a mi selectividad también es difícil.

    ¿Borrariía ciertas cosas de mi vida? ¡No! Pero si me hubiese gustado aprender y trascender ciertas situaciones.

    Lo que sí quisiera es olvidar que tengo un Trastorno de ansiedad y depresión. Olvidar que he dejado que el miedo me arrebate los mejores años de mi vida. Olvidar que tengo que tomar medicamentos para poder ser funcional. Olvidar en qué momento se me fue todo de las manos…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: