Pregunta 03 del #RaxxieChallenge

Pregunta 03 del #RaxxieChallenge

¿Qué música te llega al corazón?

En días pasados estuve viendo la serie de Netflix Supongamos que Nueva York es una ciudad, en la que Martin Scorsese escucha con deleite a Fran Lebowitz, quien habla de un montón de temas, incluida la música. Y ella comenta ahí, entre otras cosas, lo sorprendente que es que una canción pueda hacernos felices aunque no nos guste (nomás porque era lo que se escuchaba en cierta época, por ejemplo). También se refiere al misterio que envuelve la composición musical, una forma de creación que ella no comprende (y me súper identifiqué, porque es algo que a mí también me maravilla). Eso me lleva a pensar en muchas posibilidades para desarrollar este tema: ¿Hay alguna canción que te transporte a otro momento de la vida? ¿Una que sea muy importante para ti y que nadie más conozca? ¿Alguna composición que defina tu personalidad o una etapa de tu desarrollo? ¿Algo que, al tararearlo, podría echarte de cabeza en algo que ocultas o quisieras olvidar (tu edad, tu gusto por cierto género, qué se yo)?

Mi hermano y yo tenemos una historia con una canción. La conocemos como «El vaquero del sur», y mi mamá solía cantarla para nosotros, sobre todo en viajes en carretera. Se cuenta que alguna vez, siendo yo muy chiquita, lloré por horas diciendo «se fue» y creían que era porque extrañaba a uno de mis primos, pero resultó que era que quería que me cantaran la canción. Ahora que somos adultos y que mi hermano es músico (baterista que está aprendiendo a tocar la guitarra) y que yo soy obsesiva (pero con buenos sentimientos), hemos peinado la red en busca de la canción… y nada. Nadie la conoce, su letra no está en ningún sitio web. Mi papá sí la recuerda (fiu), pero dice que no tiene idea de dónde la aprendió mi mamá. Así que tenemos ese pequeño misterio. Me gustaría pensar que nadie, nunca, podrá resolvernos la duda y que la canción quedará así, como recuerdo misterioso; o que mi hermano la re-lanzará en versión de ska y que será su pase a la fama, jiji. En todo caso, me gusta recordar esos viajes por carretera en los que cantábamos a dos voces:

Yo soy un vaquero del sur (del sur)
al que sólo le queda cantar (cantar)
porque el único amor que yo tenía
para siempre se me fue.
Ay, se me fue (ay, se me fue)
mi único amor (mi único amor)
y hoy sólo voy (y hoy sólo voy)
con mi dolor...

Ah, pero si alguno de ustedes sabe algo sobre esta cancioncita, me dará gusto enterarme. Y ustedes, ¿en qué piensan al escuchar la frase «música que llega al corazón»?

PD. Los leo en los comentarios. No he podido responder, pero loa leo con gusto y atención. Me encanta que se animen a escribir, acá o en sus blogs/cuadernos/diarios/o-en-donde-prefieran sobre estos asuntos (o los que a ustedes se les ocurra).


8 respuestas a “Pregunta 03 del #RaxxieChallenge”

  1. No sé muy bien cómo adentrarme en el tema porque no soy una persona que le guste escuchar música de moda, o en general. Poco se de grupos, solistas o géneros.
    Diría que mis gusto por la música es fortuito, cuando voy a algún lado, o alguien está escuchando una canción o el soun?track de alguna película e iguañmente me sucede con la música clásica.
    Creo que debido a mi proclividad a la melancolía y la instrospección me gustan aquellas letras, música, composiciones o piezas que me lleven a ese estado emocional, porque siento que puedo conectar con la parte más honesta y vulnerable de mis sentimientos. Me llevan a esa parte existencialista de mi vida.

  2. No sé muy bien cómo adentrarme en el tema porque no soy una persona que le guste escuchar música de moda, o en general. Poco se de grupos, solistas o géneros.
    Diría que mis gusto por la música es fortuito, cuando voy a algún lado, o alguien está escuchando una canción o el soun?track de alguna película e iguañmente me sucede con la música clásica.
    Creo que debido a mi proclividad a la melancolía y la instrospección me gustan aquellas letras, música, composiciones o piezas que me lleven a ese estado emocional, porque siento que puedo conectar con la parte más honesta y vulnerable de mis sentimientos. Me llevan a esa parte existencialista de mi vida.

  3. Pues sí, se me borró el comentario que intenté dejar, pero no me rindo.
    Y así como no me rindo en escribir comentarios, no lo hago cuando quiero escuchar música. Siempre lo estoy haciendo, forma parte de mi vida. En mi familia hay músicos, sé cantar y tocar algunos instrumentos, pero cuidado… no me mandes a leer una pauta musical (shhh, es secreto, pero no puedo leerlas).
    Si de cantante, grupo o canción favorita se trata no soy buena decidiendo; es demasiado.
    La música me transporta. Sí, escucho una canción de tal época y allá estoy. Y aunque no lo creas, tengo una playlist en spotify llamada Adolescencia que contiene todas esas canciones que me hacen volver a más de 10 años atrás.
    Al igual que hay canciones que pueden alegrar mi día, están aquellas que me forman un hueco en la garganta y me da miedo escucharlas por lo que me hacen sentir. Lo bueno, es que pasado un tiempo podré volver a cantarlas feliz de la vida; nada es para siempre (como dice una canción que amo).
    Bueno y si me quieres conocer aún más, debes saber que soy de esas personas que va a conciertos de música clásica y cierra los ojos para disfrutar mejor de la experiencia de sentir esa música que te recorre el cuerpo.

  4. Me hace pensar en la música que me inspira a bailar estúpidamente, actividad bastante terapéutica mindfulness para mí y que recomiendo hacer seguido, sobretodo después de un momento estresante como una reunión en zoom.

    Y también en una vez que me fui a pasear a Argentina un día que estaba entre muy agotada y triste. Fui a comer algo y terminé contándole a la mesera de dónde era y qué andaba haciendo (yo estaba estudiando en Chile, allá en el 2019). Y de pronto en el restaurante empezó a sonar música mexicana (Natalia Lafourcade, café tacuba y así), entonces la mesera me dijo «cuando escucho música de mi país me siento en casa» y ay se apachurró mi corazoncitoooo.

  5. Si de música hablamos, tengo gustos variados. Pero, podría decir, varios de estos se inclinan al género pop, seguido de la música vernácula. Ahora que si nos ponemos más específicos, tampoco podría seleccionar LA canción. Más bien tengo un repertorio de canciones que llegan y me transportan a ciertas épocas, algunas buenas y otras no tanto.
    Por ejemplo, por curioso que parezca, mi infancia fue marcada por Whitney Houston. En casa, cuando existían las cintas Beta, veía una y otra vez El guardaespaldas (seguida de Jurassic Park). Así que canciones como I have nothing o I will always love you, las puedo escuchar mil y un veces sin cansarme. Otras canciones que marcaron esa etapa fueron las interpretadas por las famosas rondallas. Tengo un vago recuerdo de estar en un teatro con mis papás y escuchar Wendolyne o Cristo Viejo. De ahí mis filias por la música con guitarras y las voces profundas. En mi adolescencia, apoyaba un montón a mis compañeros que tocaban guitarra. En la preparatoria había un grupo de la clase de música y asistía a sus conciertos sólo por escuchar y recordar esa bonita etapa. Ya no se diga de clásicos como Pedrito Infante, que junto con sus películas, también marcaron mis gustos.
    Otra época marcada por la música, fue la adolescencia, ya con la música pop. Los grupos musicales, específicamente Kabah. Era su fan, me fascinaban sus canciones, su vibra. Sólo me hice de un par de CDs, ya que en ese momento eran la novedad y eran un tanto costosos. Escuchar esas canciones, me emociona y, a mis 35 años, puedo decir que me rejuvenecen el alma.

  6. Cuando era niña mi madre hacía limpieza general del departamento en donde vivíamos dos veces por semana. Mi hermano y yo teníamos que dejar cualquier cosa que estuvieramos haciendo (la tarea, comer, rascarnos la panza) y ayudarla a mover todos los muebles, alfombras, cortinas y carpetas para sacudirlas y limpiarlas.
    A ella le gustaba limpiar con la música a todo volúmen, para agarrar ritmo, decía.
    Hasta la fecha desconozco de donde salía toda su energía y entusiasmo después de haber trabajado toda la mañana.
    El soundtrack de limpieza que más recuerdo es el de un disco LP de los grandes éxitos de la marimba Cuquita.. El disco le había tocado como parte de su herencia cuando el abuelo murió y lo puso sin pausa unos 8 meses a la hora de barrer, trapear y sacudir.

    Hasta la fecha oigo música de marimba y me dan unas ganas inmensas de tomar una escoba.

  7. Yo usaré este Raxxie Challenge para ir afinando a Ángeles Guerrero, la protagonista de una novela que tengo en planes. Ella es la única detective privada en Tepic en 2017, que es el año en el cual se desarrollan los tres casos en los que la contratan.

    Pregunta 3: ¿QUE MÚSICA TE LLEGA AL CORAZÓN?

    Estamos en 2017 y me sigue gustando Mysteries de Beth Gibbons de su álbum, Out of season junto a Rustin Man. Tengo un Ipod y audífonos que solo lo uso para tener todas mis listas de música. Casi todas son en inglés. Bueno no: todas son en inglés. No he encontrado en español alguien que cante y me haga sentir concentrada, envuelta en una burbuja como lo hacen mis listas en inglés. Massive Attack, Radiohead, Beck, Morcheeba, Tricky, Björk y otras más por el estilo. Últimamente, he estado escuchado a Tori Amos. Canta muy bien, pero creo que es más porque se parece a María (una de mis clientas). Hace poco agregué a Imagine Dragons y a Bishop Briggs: sus sonidos también me ayudan a concentrarme. Por cierto, no sé nada de inglés.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: