10 características que busco en un cuaderno

  1. Que el papel no sea demasiado delgado como para que se transparente de un lado al otro si uso pluma fuente o similar.
  2. Mis gustos han ido cambiando. Un tiempo fui muy fan de la cuadrícula chica. Ahora los prefiero de rayas. Y enloquezco de alegría cuando encuentro cuadrícula francesa (seyés). Pero no me hago el feo a los cuadernos blancos ni a los doble raya. Eso sí: los de puntitos no me acaban de caer bien.
  3. Que el cuaderno no sea muy grande: la forma francesa es mi favorita. También me gusta mucho el tamaño de bolsillo clásico.
  4. Hubo un tiempo en que me dio por las libretas con hojas de colores oscuros (ok: negras o moradas). Era lindo escribir con tinta blanca. Pero es un gorro para leer. Así que prefiero que sea papel color marfil, blanco o, ya alocándonos, en colores tenues.
  5. Prefiero que sean hojas cosidas. Segundo lugar: espiral metálica.
  6. Hojas cosidas, sí, pero que la libreta abra 180 grados sin deshojarse. Me chocan los cuadernos que no abren completo.
  7. Me caen bien los que traen las hojas pre-cortadas (¿o se dice «desprendibles»? Es que no me refiero a que sean tipo block).
  8. Dibujitos tipo marca de agua, o en espacios no invasivos, sí. Que sean demasiado notorios o estorbosos, no.
  9. El número de páginas no importa. Lo mismo me gustan de 200 que de 80, con o sin separadores.
  10. Si encima de todo eso pueden tener un diseño de portada lindo, ya la hicimos.
  11. Como pilón: cuando encuentro todo eso en un cuaderno baratito, hasta ganas de llorar me dan, jeje.