Exiliados

Novela corta. El Arca Editorial, México, 2014

¿Te ha tocado ser «el nuevo» del grupo? ¿O que tu mejor amiga se convierta, de pronto, en tu ex amiga? Pues a César y Mariana les ocurre eso y mucho más. La vida de estos niños ha dado tal vuelco que ahora se sienten exiliados de su mundo. ¿Sabrán «repatriarse» a sus sentimientos y a los grupos a los que pertenecen? Entérate de los que pasa leyendo esta obra que te hará ser parte del universo. ¿O acaso son ellos parte de tu universo? Ser exiliado es… ¡otro mundo!


Cómo empieza

—¡Bolita!

El balón, que en realidad era una bolsa de plástico llena de papeles, atada con cinta adhesiva, había caído justo a los pies de César, quien estaba depositando la envoltura de su almuerzo en el cesto de basura. Los jugadores, que en realidad eran sus compañeros de grupo, lo miraban expectantes.

Al ver que César no devolvía la bolita, los chicos empezaron a desesperarse.

—¿No entiende lo que es “bolita”? —le preguntó Juan Carlos, el chistosito del grupo, a Omar, el capitán del equipo de fut.

Omar se rio un poquito, festejando el chiste. Eso animó a Juan Carlos a continuar.

—¿En tu pueblo no hay pelotas? ¿O no entiendes mexicano, menso? —le gritó a César.

César se puso rojo, rojo. Como tenía la piel muy blanca, cuando estaba tranquilo parecía yogur, por eso los otros niños le decían así. Y cuando se lo decían, se ponía rojo, como ahorita. Entonces le cambiaban el apodo a “chorizo”.

Y así justamente le gritó Juan Carlos:

—¡Chorizo!

—¡Chorizo español, puro de Valendzia! —secundó Raúl, otro de los jugadores, ceceando, para burlarse del acento de César.

—Chori, ¿vas a aventar el balón, o qué? —intervino Rodrigo, el más alto del equipo.

—¡Chori! ¡Chori! ¡Chori! —empezaron a gritar a coro los jugadores.

Compra en línea

Exiliados en la tienda de El Arca Editorial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.