Bueno, es que uno vuelve de dar la vuelta y se encuentra así de pendientes, trabajo, citas y demás. Uff.
Así que en lo que me pongo a mano con todo, va mi contribución a la cadenita que me mandó Alberto.

Estás atrapado en Fahrenheit 451, ¿qué libro te gustaría ser?
Arca de Noé, Clase turista, de Ephraim Kishon, porque todo mundo querría estar conmigo para reírse un rato.
O bien, los 25 mejores relatos negros y fantásticos, de Jean Ray, aunque mucho me temo que me pasaría la vida espantada…. bueno, estando en F. 451, estaría espantada de todos modos. Supongo.

¿Alguna vez te enamoraste de algún personaje de ficción?
¡Claro! Supongo que aquí, cuando se habla de ‘ficción’, no se refiere la cosa a caricaturas, por lo que no tengo que echarme de cabeza con mi enamoramiento por Terry, de Candy Candy (oops, creo que ya me eché de cabeza!!!). Así que, hablando de libros…. uyyy. Son tantos. Creo que el primero fue Gigi Cicerone, cuando leí Momo; me encantaba la idea de tener a alguien inventando cuentos para mí (prueba superada!).
Luego, Trancos. Qué pena ahora que se le asocia con el trollcito Jackson (aunque el muchacho Mortensen no está mal).
Luego… hmmm… el príncipe Peter Borodin (por llevar la contra, porque era terriiiiiiible de pendejo).
Y más tarde… Earendil.
Luego cumplí catorce y me empezaron a gustar los de carne y hueso, pero esa, como dice la nana Goya, es otra historia.

¿El último libro que compraste fue…?
Hoy hoy hoy compré un libro de cuentos nórdicos en el Outlet de Palacio de Hierro. Baratísimo (45 pesos). Debería cerrar esta cosa y ponerme a leerlo….

¿Qué estás leyendo actualmente?
Huy, ya me dio pena. Me divido entre revistas de salud y prevención (fase healthy, huyan de mí), un libro sobre comida saludable, un comic que me trajo Alberto (Crisis de identidad, vamos en el tomo 6), y NADA de buena literatura. Pero es una etapa, creo. Me quiero poner a leer a Alejandro Casona. O mi libro de cuentos nórdicos…

Cinco libros que llevarías a una isla desierta:
1. Los 25 mejores relatos negros y fantásticos, de Jean Ray, para aprendérmelo y poder actuar debidamente en Farenheit cuando llegue el momento. (Y porque es maravilloso)
2. El libro de la imaginación, de Valadés, porque me duraría mucho, porque me hace pensar, porque es maravilloso y siempre tiene algo nuevo.
3. El señor de los anillos en uan de esas versiones post-peli que traen el hobbit y los apéndices y demás todo en un sólo tomo con anotaciones e ilustraciones, pa que me dure muuuucho, muuuucho.
4. ‘Cómo sobrevivir en una isla desierta sin peligro, sin aburrirse y disfrutando al máximo la experiencia’, que si no existe, deberían escribirlo ya ya ya.
5. La Biblia, no por mocha, sino porque es muchos en uno, y así tendría chance de jugar bibliomancia, de ponerle nombres raros a las palmeras, de jugar a localizar pasajes, de buscar insultos elaborados, de leer ultraviolencia, de aprenderme poemas de amor… huy, y que fuera una edición bilingüe español – algo, para que además me diera chance de aprender otro idioma :P

¿A quién le pasas el relevo y por qué?
Huy, no sé… habrá que pensarlo, huy… Yo creo que a Bef, para que no tenga pretexto y escriba ya algo…. a Cin no, porque no me peló con la anterior… a Maribel sí, porque me tiene harta paciencia y me da por mi lado…. y ya, yo creo. :)

Ayós.