Quería poner un texto de José Vizcaíno Pérez acerca de las madres, pero no lo encontré por ningún lado.
Escribiría acerca de cómo festejamos ayer tiempo Roma (hoy tiempo DF) el día de las Santas Madres, pero aún me sonrojo al recordar el binomio Deíctico vestido de monja + tubo.
(Es trinomio, porque tendría que ser + vinito de consagrar).
Entonces, tramposa como soy, quise reciclar algo escrito en 10 de mayos pasados en este mismo blog (digo, la tele lo hace todo el tiempo; ¿por qué no los blogs?) pero descubro con sorpresa que nunca he tomado en cuenta el que sea día diez de madres.
Así que ¿por qué romper con tan simpática tradición?
(Dicho de otro modo, no hablaré de mamáses y buscaré el texto de Pérez para añadirlo a esta notita)…