Fines del mundo

¿Por qué escribir en un blog casi abandonado? No sé. Hoy tengo un poco de nostalgia. Me asomé a buscar una entrada en específico, de cuando trabajaba en Canal Once y me tocó mi Segundo Fin del Mundo, pero no la encontré. En cambio, hallé otras posteriores a ese fin del mundo: de cuando empecé a hacer mi servicio social, por ejemplo; o de cuando empecé los trámites de titulación. Encontré lo que escribí cuando me publicaron mi primera novela y algunas muinas que pasé al trabajar en el INBA. En resumen, que después de los Fines del Mundo, la vida sigue de algún modo (hasta que llega el Fin del Mundo definitivo, que más bien es el Fin de Uno Mismo).

Tengo que recordar eso: que por oscuro que pinte el panorama, esto* no se acaba hasta que se acaba.

————————————————-

*Esto: La vida, la esperanza, un blog, qué se yo.

Un comentario sobre “Fines del mundo”

  1. Ya había pasado mucho tiempo sin saber de ti en tu blog. Disfruto mucho leerlo, espero que te puedas dar el tiempo de continuar escribiendo. Te mando un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.