Y siguen los spoilers

No ha sido falta de ganas lo que ha impedido el final de mi reseña. Más bien es que se me revuelven los acontecimientos de Van Helsing.

La culpa es de ellos, quién les manda meter tantos clichés juntos.

Vamos pues a lo que sigue.

Vancito llega a Transilvania con su amigo el monje/científico y son recibidos con malaondez por el pueblo en pleno (wow, no sabí que Transilvania entera era un pueblo… ni que el doctor Frankenstein era vecino de Drácula!). Justo en el momento en que la gente del barrio lo va a atacar, y pese a que es de día, llegan tres monitas aladas a intentar asesinar a lo que queda de la familia incestuosa: la muchacha, muy buenona ella, y siempre super maquillada y con el pelo en su lugar. Qué envidia.

Pero no contaban las monigotas con que estaba Van Charrasqueado en el villorrio, así que, sin mucho esfuerzo, les dispara una y otra y otra vez con una especie de ballesta/metralleta.

Es curioso que al disparar no le da a nadie, ni siquiera a los que van corriendo codo con codo con las vampis. ¡Eso es verdadera tecnología de punta!

Total, que mata a una de las monas y las otras dos, en vez de acabar con la chica guapa, huyen despavoridas. Hm. En esta parte, lo único regularmente mono es el corset de la chica guapa. Y un poquito, los efectos especiales, aunque por momentos se notan exageradamente exagerados. ¿Alguien vio ‘La Maldición’? Hagan de cuenta…

El valor y arrojo de Van Helsing se gana la admiración de la chica guapa. Por alguna razón, él la deja sola, dopada, y eso lo aprovecha un hombre lobo para intentar matarla. ¡Pero no es cualquier hombre lobo! Es el hermano incestuoso de la chica guapa, que ahora es -por alguna razón no del todo comprensible- esclavo de Draculero, quien lo envió a investigar quién era el jijo visitante que mató a su novia favorita número tres. (Luego va a resultar que Van Helsing y Dracula se conocían desde antes, por lo que todo eso de mandar a averiguar es ABSURDO, pero para ese momento la gente duerme o está embotada, o sigue con demasiada fruición los movimientos de la chica guapa como para pensar en el guión).

Y sigue siguiendo: montón de obstáculos, el reencuentro con el mostro de Franki, que en realidad es muy bueno y sólo quiere que lo dejen vivir tranquilo (como en tantas otras películas de mostros buena onda), la muerte del hermano incestuoso, la contaminación hombrelobesca de Helsing, y así, sigue y sigue y sigue…

Uff. Muero de sueño. Esto se vuelve eterno… la maldición de Van Helsing, se podría llamar. Ahí le sigo luego.

Y justo cuando pensábamos que nada peor podía pasar…

Ayer, por azahares que no vienen a cuento (hint, hint), fuimos a la Iglesia Metodista que está en la calle de Balderas. No encontramos a quien buscábamos, pero sí nos topamos un señor aguacero que nos empujó al Palacio Chino. Nos metimos a ver Van Helsing, nomás para pasar el rato lluvioso. Total, una peli palomera de vez en cuanto no puede matar tantas neuronas, ¿no?

Bueno, debimos sospechar: una película que habla de un ‘cazador de monstruos’ tiene que estar más cerca de El santo contra el Monstruo de la Semana que de El carnaval de las almas. Pero ¡ilusos de nosotros! entramos de todos modos…

ADVERTENCIA: Habrá spoilers y mala leche

Ahora sí…

El horror

La película empieza en blanco y negro. Muy bonitas texturas, pero contenido nada promisorio. Como émula de la Hammer, nos muestra a Drácula matando al doctor Frankenstein con ayuda de Igor (!). Por ahí aparece RiffRaff, pero no, luego resulta que no es RiffRaff, sino un enterrador que se le parece mucho. En fin. El monstruo, emulando a King Kong, carga a cuestas a su creador, pero se derrumba el molino en el que están y caen. Como no se ven cadáveres, podemos asumir lo siguiente: EL MONSTRUO VA A APARECER DE NUEVO, MÁS TARDE.

La acción se brinca al año siguiente y nos topamos a un ser que parece mezcla de Aragorn, McGiver, Renegado e Indiana Jones: se trata de Van Helsing, cazador de monstruos, y lo vemos en un irreal París (¿respetar la geografía? ¿para qué? si el 70% de los estudiantes estadounidenses ni siquiera sabe que París es la capital francesa…) dando muerte a un ser extraño, mezcla de el Jorobado de Notre Dame y Hulk. Sorpresa: nos enteramos que el ser en cuestión es Mr Hyde y que Van Helsing tiene orden de matarlo. Así que de peli de la Hammer hemos brincado al remake de La Liga de Caballeros Extraditados, o como se llame. Muy bien, podemos soportarlo.

Van Helsing mata al mostro, claro: no por nada la peli se llama como él y no ‘Doctor Jeckyll’. De ahí, se lanza al Vaticano. Ora resulta que es agente secreto de la Iglesia Católica Remona. ¿La Talamasca? Muy bien, podemos soportarlo.

Baja a la abadía-laboratorio y se encuentra a otro mutante. Éste es tantito Schmendrick, el aprendiz de mago de ‘El último unicornio’ y tantito Q, el de James Bond. Inventa cosas inútiles como Ciro peraloca, y otras letales (como Q). Y le da una muy especial a Vancito: una ‘bomba’ que genera una luz parecida a la del sol, ‘pero no sabe pa qué va a servir’. Nosotros, que alguna vez supimos que Van Helsing es el enemigo de Drácula, sí sabemos, pero no le decimos nada a Q para no arruinarle la fiesta. Así que ahora es una peli de espionaje steam-punk. Ok, podemos soportarlo.

Helsing Bond se lleva consigo a Q. Eso parecería nuevo si no nos diera la impresión de que Q está mutando de nuevo: ahora se parece peligrosamente a Adso von Melk, el monjecito de ‘El nombre de la Rosa’. Qué caray. Podemos soportarlo.

Por cierto, en el ínterin nos enteramos que Helsing ha perdido la memoria y que trabaja para el Vaticano para recuperarla. Quiere saber su pasado. O sea, muta para ser una combinación entre Remi y Wolverine. Vaya, podemos soportarlo.

Y podemos soportar también la presencia de hombres lobo y de una pareja de hermanos levemente incestuosa (lean ‘Hijo de lobos’, de Tanith Lee). Y que cuando llega a Transilvania, todos los habitantes parecen de película de la Hammer, otra vez. Y que, de día, aparezcan las vampiras-novias de drácula. Uff. Basta con poner en ‘off’ nuestro switch crítico.

Pero no queda ahí la cosa…

Avances de la próxima entrega de esta crítica

* No importa que papel le den, este muchacho siempre será Wolverine.

* Los oompa-lumpas conocen a los Orcos y crían una progenie.

* La danza de los vampiros: ¿inspiratería?

* Luke, yo soy tu padre…

* Y cada que mires al cielo, en las estrellas verás a los grandes leones reyes muertos… perdón, a las doncellas matavampiros muertas…

Y luego de la tempestad…

No, no es la calma exactamente, pero al menos parece que la semana empieza menos loca que la anterior. Deíctico no ha escrito. Pero eso sí: ahí vamos con los pendientes, pese a que ayer tuve que forzarme a un encerrón laboral (¡en domingo!).

La boca (era por dentro) ya está mucho mejor. gracias por los consejos.

Se me hace que necesito hacer ejercicio. ¿Qué recomiendan, pilates o spinning? (Aerobics no: estoy negada).

Saben de dónde den masajitos antiestrés no muy caros?

Aislada

1. Me siento aislada, al margen del mundo. Son muchos días de trabajo sin ver a la gente querida. Y de pronto temo que me olviden (bujú).

2. Nuevo curso en Cigcite. Ocho alumnos, una brasileña. ¡Qué bien entiendo el portugués! Hasta parece español :)

3. Vimos en clase ‘Erik el vikingo’. Tiene sus lindos detalles. Pero he visto mejores.

4. Me duele la boca. Una herida de varios días, cada vez más grande. ¿A qué médico ir? ¿Otorrino, dentista…?

5. El tiempo está en mi contra. Tengo sueño. Ya me voy.

Entonces… ¿vamos?

La profesora Mergruen se apunta para ir a la boda. Si conseguimos que sea un grupo de 40 personas, nos hacen un descuento en la agencia de viajes. No suena mal: ¿a quien no le gustarçia conocer el Polo?

Dice Deíctico:

Llo the lleo porrce hes havurido hesperrar ah ce le aguzten el bestido ha mi nobia. Haci ce me hentrro al kafe hiberne del Hoso Vlanco. Hi me busta la hidea del atún en polbo. Dile a Hamigadehabridoradelataz ce lla hezta concideradah pinbuina de onor (hes komo cer dama de onor, perro maz onoroso).

A i dile a hamigodehabredoradelataz ce llo conoscoh a Miki i ce le henceñe hespañol qando chatiabamoz. ce meh lo zaludhe.

Probando, probando

Según blogger, lo del (des)orden del blog se arreglará asap. Ojalá que sip.

Mientras, yo sigo haciendo números: ¿iré a la boda? ¿no iré? (Creo que me está dando gripa, por cierto).

Dice D. que munchaz grraziaz ah Felpuh porr hofrezer maz lataz.

Qué envidia. A mí, pese a todas las latas, me sigue diciendo ‘Habridoradelataz’ y no Raquel….

No hay dinero que alcance

Pues nada: que la boda de Deíctico será, según me parece, a finales de mes (lo infiero por una segunda postal, de ortografía más lastimosa que la anterior); pero ya hablé a algunas aerolíneas y hay varios problemas:

1. que no hay vuelos directos

2. que los vuelos que hay, haciendo como treinta escalas, son carísimos

3. que no aceptan gatos, ni siquiera vestidos de smoking, a menos que vayan con el equipaje (Deíctico pidió que Beakman, mi gato, vaya y sea ‘padrino de espinas de pescado’. Debe ser un ritual pingüínico).

4. que Beakman se niega a ir con el equipaje, especialmente si tiene que ir vestido de smoking

5. que las latas de atún que puedo llevar sin pagar impuestos de exportación son sólo 30, mientras que Deíctico me pidió un par de toneladas (en la segunda postal).

6. que no tengo vacaciones en el trabajo.

No, no sé si pueda asistir a esa boda, aunque, la verdad, no me gustaría perdérmela.

Ah, por cierto: Deíctico manda saludos a todos los que lo conocen (ah todozs los ce me conozen, dice su postal) y a los que no, les manda breve resumen:

Zoi el pinbuino Deictcico oh halgo aci. Bibía con Habredoradelatas asta ce me dío porr conoser el mundo. Si bisitan los harchibos biejitoz de Habridoradelatas en la bueb hesa de vlosvogt, ban a ber ke zoi henkantadohr. I lla ke ce tomarron la mohleztia de bisitar mis abenturas, puz manden arto atún a mi voda

(Creo que vlosvogt es blogspot, pero no me hagan mucho caso)…

Una postal que llegó hoy

No van a creerlo. Hace rato llegó el cartero y, por primera vez en semanas, traía algo que no era ni estado de cuenta no publicidad de pizzería, ni carta-bomba (ya les contaré…)

Con emoción vi que se trataba de una postal para mí. El texto, literalmente escrito con las patas, dice:

«Ola habrelataz! Techado de menoz. Lla hestoi en el Polo i tengoh una nobia. Ez mui buapa, ce yama Copodeniebe. Klarro ke en lenjuage pinbuino ce dise diferenthe. Halgo ací komo CUUUUUUUUUUITPPPPPPPRTPIOPIO.

I con la nobedad de ke nos bamoz a kazar. Noh, a kasar. Luejo tespliko porgué. ¿Bienez a la voda? Trai atún. Digo. Atúnobio (no piences ke nomáz tescrivo por la komidah). Perro tanvien trai atún.

hesta foto hesdel dia kenpesamoz las platicasiones prematrimonialez en la higluecia.Tescrivo luejo.»

Supongo que ya saben quién firma…

¡y luego de ver la foto, creo que ya sé el motivo de tan apresurada boda! (por lo menos no se casa con Björk)

Deíctico y su novia, llegando a la igluesia de la colonia Polo Ampliación.

Los blogs también tienen almas gemelas

Hoy desperté con el ánimo renovado. No es que haya disminuido la cantidad de trabajo (pro supuesto que no) pero al menos me siento menos agobiada. Total: la vida va a seguir con o sin chamba, y para qué hacerme la vida de cuadritos yo sola.

En fin. Que me desperté más tarde de lo usual (a las 6.50) y me bañé. Mientras estaba en la regadera, caí en cuenta que tenía varios días que no pasaba por ahí. Ahora entiendo que ese sano color chocolate no era por estar tomando sol… y que el extraño olor que me rodeaba no era el de pensamientos podridos. Ja.

Estoy de nuevo color amarillo-verdoso; menos saludable pero limpio, y escribiendo hoy, aquí, luego de echar un ojo a los comments que me dejaron y a los links correspondientes.

Y aquí es donde la nota empieza realmente:

Los blogs también tienen almas gemelas

Resluta que visité el blog de Camila, quien me dejó un mensajillo por acá. ¡Wow! Si tuviera que colocar los blogs por afinidad, el de ella estaría en los primeros lugares, junto con el difunto Felisa me muero (q.e.p.d.). Reí mucho con su texto sobre las colas, me identifiqué con lo que dice sobre Big Brother pero, sobre todo, es el tono. No sé si pe explico: podríamos tener ideas opuestas, pero el tono hermana los blogs. O algo así.

Estoy tratando de decir que me gustó mucho y cae en la clasificación de blogs de: ‘eso me hubiera gustado escribirlo a mí’. O algo asá.

En fin. Ya estoy viejita y ni siquiera puedo explicar esto que me pone emotiva. Je.

Ya luego escribiré mi teoría de las almas de los blogs, las afinidades y las desafinidades.

Nueva sección: recomendaciones bloguísticas

Hoy, en especial, quiero recomendar el blog de Luisfey, con sus historias por entregas: tiene ya un estilo muy propio y muy diver (chequen la historia del gato-perro).

También recomiendo el de Rodrigo, recién rediseñado por la profesora Mergruen, quien, por cierto, nos deja aterradoras imágenes en su texto sobre los pulpos…

La tercera de hoy es un blog rarísimo, pero que me gustó mucho: el de Lisa. Obviamente, es un pseudónimo basado en la peli de los Quay; pero es lo de menos. Los textos, breves (¿prosa poética?) y contundentes, dejan erizados los pelos de la nuca…

That’s it por hoy.

Lista de pendientes

1. Terminar dos millones de guiones para canal once

2. Terminar el guión para mi primo Andrés (ya está)

3. Corregir exámenes de Aztec Tech y Cigcite

4. Conseguir un buen masaje

5. Conquistar la Galaxia Andrómeda y construir ahí mi Imperio Ultragaláctico

6. Corregir el guión de ‘La nueva’

7. Terminar el cuento de la barba rebelde

8. Corregir el cuento de Anameli

No, si por actividades no paro. Como le comentaba a una compañera de trabajo, tras el cuarto despido en quince días: si de algo no me puedo quejar, es de que mi vida sea aburrida….

(Raquel: esa vez, tú… no fuiste nominada)