Estoy leyendo ‘Zen en el arte de escribir’, de Ray Bradbury. Está lindo. Va, de ahí, esta frasesuca:

Todas las mañanas salto de la cama y piso una mina. La mina soy yo.


Después de la explosión, me paso el resto del día juntando los pedazos.