Y cuando nadie se lo esperaba…. una carta

Que a la sazón (pues tiene manchas de pimienta y cilantro) dice así:

Kerridah habrelataz diatún:
No abhia ezcrrritoh porrke estava contentoh. lla nostoy kontentoh porrke mi maridah me pongue a labarr traztes y no kiere mi mazcota ques un hoso bipolar vien vonitoh. Y nomigusta tenerr ijitoz. Zon mui latozoz. Me bienes por mih? Oh lla zeh: nos bemos enmedio. Tezperoh en Nueballor. Me dizfraso de monga henanita pa hentrar y a mi mazcota de hoso de peluhce. Lla teno el partapose. Dise ke zoi monga hirlandeza Mary O’Reilly. Berdat ke ci me haseptas de buelta? Nos bemos en el hagriopuerto hel zabado.

No viene firmada, pero creo saber bien de quien es. Y no sé qué hacer. ¿Entendí bien? ¿Habla de mascotas? ¿Un pingüino divorciado -o al menos separado-? ¿Un pasaporte falsificado?
uff… Bienvenida, Rax, al Eterno Retorno… (Y bienvenidos los lectores, también)

6 comentarios sobre “Y cuando nadie se lo esperaba…. una carta”

  1. Bruja:
    No creo que meter al Oso en el refri sea buena idea: tendría que sacar todo lo que hay dentro (del refri, no del oso).
    Ni siquiera sé si iré por Deíctico a ¿Nueva York?

  2. Dígale que no sea holgazán y que se vaya a algún sitio más accesible; mínimo, Los Ángeles…
    :)

  3. ay, que me traiga un oso, dentro de un cubito de hielo pa ponerlo a flotar en mi Baileys.

    Vaaaayaaaaa, viiiivaaaaas miles por el regreso del gato mutante y aquel que se comía el salmón :)

  4. Yo no aceptarìa NI DE RELAJO a un osito BIpolar… ¿quièn le va a aguantar sus cambios de humor?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.