-Señorita, mi acta no trae la corrección que solicité.
-Pase allá.

-Señorita, hay un error en mi acta…
-A ver. (Ve). No, es que eso no lo vemos acá. Tiene que ir allacito.

-Hola, vengo de allá porque hay un error en mi acta y…
-No, acá no vemos esas cosas.
-Es que ya hice todo el trámite, sólo quiero un acta que diga que se hizo la corrección.
-Ah, menos. Eso lo tiene que ver directamente hastallá.

-Oiga, mi acta tiene un error…
-Tiene que tramitar una aclaración. Venga con este papel y este otro y un pago…
-Es que ya hice eso.
-¿Entonces?
-Sólo quiero un acta que diga que ya se aclaró el error.
-Aaaah… sí, eso es acá. Pero tiene que pagar acullá primero. Vaya, pague, regrese con su pago y le digo lo que sigue.

-Vengo a pedir una copia de mi acta…
-¿Trae su pago?
-Sí.
-¿Copia del acta?
-Sí.
-El miércoles va a estar.
-Oiga, pero ¿se puede asegurar de ponerle ahí, en la orden, que hay que incluir la corrección…
-¿Cual corrección?
-Es que mi acta tenía un error y…
-Eso no es acá.
-No, espere, ya hice el trámite completo, fui allá, luego a hastallá, pagué y todo. Ora nomás quiero el acta ya corregida.
-El acta no se corrige.
-Bueno, con la aclaración.
-Eso sí. ¿Trae su pago de la aclaración?
-¡No! Pero ese trámite ya está terminado.
-A ver, deje checo.



-Efectivamente, ya está su trámite.
-¿Entonces?
-Pues venga el miércoles a recoger su acta.
-¿Corregida?
-Las actas no…
-Perdón, perdón. ¿Con la aclaración?
-Sí, con la aclaración. El miércoles, pero no muy tempranito, ¿eh?
-¿Qué traigo para recogerla?
-Este papelito que le estoy dando.
-Gracias.
-¡No se vaya! Me acabo de acordar… traiga también una copia de su acta, por si cualquier cosa…