…o por lo menos, eso quiero pensar yo. Por ejemplo, hoy me tocó un taxista que lee a Jodorowsky. Está chicles, ¿no?
Y ayer, mi clase de guión estuvo muy chida, tuvimos una charla amena sobre pelis.
Ah, además, ayer nació la nena de Bef, ¡qué gusto!
Supongo que algo bueno pasó también antier, y que podemos dedicarnos a ser pollyannas por un rato…

Por cierto, sigo atenta a las recomendaciones literarias. ¡Gracias!