(o Fede Ratas)

Que no, que no es rinoencafalitis. Así que no es cierto que lo que fluye incesantemente de mi nariz sea mi cerebro, listo a juntarse y tomar forma y esencia de rinoceronte. Lástima.

Me corrigen, pues, y me informan que lo que tengo es rinosinusitis.
-¿Y eso qués? -pregunto
-Infección en los senos…
-¡!
-Déjame terminar…
-Woah…
-No empieces a imaginarte cosas que…
-¡ya entendí! Eso es lo que le pasó a Madonna, ¿no? ¡Los picos! No era un brassier, ¡eran cuernos de rinoceronte!
-Ay…
-Pero… ¿me veré bien YO así? Bueno, ahora que los ochenta/noventa están IN, pueque sí, ¿verdad?
-No…
-¡Me encanta que nunca me enfermo de cosas aburridas!