¿Por qué cuando me decido a postear algo sucede? No es la primera vez que pasa (ni creo que vaya a ser la última): estoy con hartas ideas en la cabeza (ideas grandes, ideotas) y el blog decide que, simplemente, mi url no está disponible para mí. Grrr.
En fin, la función no debe continuar y todo eso. Quizás algún día encontremos una solución a este problema y blablabla.
Mientras…. bueno, mientras… chale. Mientras ya se me olvidó lo que iba a escribir. Creo que era una historia de horror, o de risa, o un melodrama. O la reseña de las últimas semanas, de mi desventura laboral (¡no me han dado compu!), de mis planes de titulación o de mis planes para dominar el mundo.
Chale, chale y rechale: ¿por qué cuando me decido a postear se me olvida todo, llega el jefe y, para colmo, mi url se niega a existir?
Misterio….