Sitio personal de Raquel Castro, escritora mexicana
www.raxxie.com

Banffiversario: 15 de noviembre de 2014

Estoy abriendo esta segunda libreta de anotaciones por primera vez desde febrero de este año: continué usándola, después del viaje, hasta el día que fui a Tixtla y Ayotzinapa. Creo que no escribí estando allá por falta de tiempo; pero que no la continué a la vuelta porque llegué a DF para enterarme que Alberto se había lastimado el pie. Uff. Ahí empezó el caos de 2015.
Veo, también, que mi llave del cuarto en Banff está entre las páginas de la libreta. Se me hizo un nudito en la garganta, caray. Y veo, también, que no hay anotación del 14 de noviembre. Culpo de eso a la llegada de Alberto a Banff: mis días de loba solitaria dieron pie a los días de compañía, donde los tiempos había que compartirlos. Pero que conste que no es queja.
En todo caso, la entrada que toca dice:

15nov2014

1. Empecé a escribir la segunda parte de este diario en un cuaderno que compré aquí en Banff pero, aunque el papel está padrísimo, el tamaño era medio incómodo. Y Alberto me donó amablemente esta libreta, así que será la que use.

2. La anotación del 13 de noviembre está aquí, doblada, en una hojita suelta. Es decir, está aquí, en una hojita suelta, doblada.

3. Ayer, viernes 14, fue el primer día de Alberto por acá. Dijo que quería vivir la rax-experience, así que nos levantamos a las 8, tomamos café y una galleta de usana, fuimos al gym, nos bañamos, fuimos al lunch, a community services por dos cartas que llegaron, al estudio a trabajar un rato. De ahí fuimos a front desk a que reprogramaran mi keycard que se había quedado con el cel :P
Fuimos a través de los Leighton para bajar por la carretera y ¡oh! ¡oh! nos topamos con ¡13 antes! A la primera, la vio Alberto. Yo, ciega de mí, ni en cuenta. Luego ya la vi. Wow, enorme. Y se fue dando saltitos. Con eso ya me daba por bien servida pero adelante estaba la manada completa, tomando el sol. ¡Qué grandotes! ¡Qué bonitos! ¡Qué bueno que no había ni un macho porque, la verdad, qué miedo!
Camino a Front Desk vimos un venadito. Así que fue un día de avistamientos.
Luego bajamos al pueblo, por la carretera. ¡Qué impresión! El río está casi todo congelado. WoW! De veras, súper impresionante. Y el frío, aunque menos intenso que el día previo, también tremendo. Fuimos a la biblioteca del pueblo, a Cascade mall a comprarle un cinturón a Alberto (y unos analgésicos porque trae un dedo lastimado, qué raro). Luego a comer a eddie’s Burguers. ¡Poutine! ¡Al fin! Y me encantó. Oh, sí. (Y una chela local de trigo y miel que se llama Grumpy Bear) (y una hamburguesa, claro).
De ahí pasamos a la thriftstore para buscarle a A unos pantalones y una chamarra, pero la tienda estaba arrasada, supongo que por el frío de los días previos. Así que nomás un pants y algunas playeras de manga larga.
Salimos de ahí y ya era de noche. Regresamos al Centro Banff entre el mucho frío.
Pasamos al cuarto a dejar las compras y luego fuimos a Maclab a cenar un pecan pie y un chocolate caliente (y una ensalada y yo un rye and ginger).
Nos regresamos al cuarto, vimos en netflix the IT crowd y a dormir :)
Son las 9 am y ya nos tomamos el licuadito. A ver qué tal el día.

banff dia 39

Veo ahora que, por lo visto, cambié la hora de la anotación: en vez de que sea en la noche, es temprano por la mañana para contar lo del día anterior. Qué desmadre… Por lo menos, pondré la foto que corresponde al día narrado y no a la fecha. Por eso acá arriba está la foto del viernes 14.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: