Categorías
Varia invención

Aulixio

Cuesta mucho trabajo disciplinarse: lo digo porque las vacaciones ya acabaron, pero yo sigo con ganas de fiesta y cotorreo. Quien más lo reciente es, por supuesto, este blog cuasi-abandonado, que me mira con rencor cada que paso por aquí y le digo: ‘te prometo que mañana sí te escribo…’

Es vergonzoso, lo sé, pero no puedo evitarlo: me siento frente a la compu y me dan ganas de ver una peli. Veo la peli, y me dan ganas de ir a Coyoacán. En Coyo me dan ganas de tomar una cerveza, y cuando tomo cerveza, me dan ganas de escribir un blog.

Además, tengo pendiente la confección de mi nuevo currículum, un par de artículos para 24xsegundo (que en su página tienen uno de mis textos, que pueden ver aquí), un cuento que empecé y casi acabé el año pasado, un curso de masajes al que no me he inscrito, las clases de danza escocesa, a las que no he ido aún, el spinning, la preparación del curso de guión que voy a dar en el Centro Internacional de Guionismo de Cine y Televisión (Cigcite), cuatro o seis guiones para canal once, la actualización de mi libreta de direcciones, la creación de mi nueva página personal (la vieja, actualizada por última vez hace ¡cuatro años! está aquí), varias pelis en vhs y dvd que he comprado y no he visto (por ejemplo, Pan y Tulipanes la compré dos veces, y no la he visto ni una).

Con todo eso, ¿quién va a tener ganas de hacer propósitos de año nuevo? Digo, tengo acumulados los de cuatro o cinco años anteriores…

En fin. Si alguien sabe en qué tlapalería venden el orden, cómprenme por favor medio kilo de eso (y doscientos gramos de disciplina, si hay). Yo se los pago.

Ahhh…. y además, los planes de Fatal Espejo, el servicio social pendiente, la tesis, el ordenamiento de mis libreros, la licencia permanente, etcétera, etcétera, etcétera…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *