Esta semana se cumplen 20 años de que los virus computacionales dan lata. Su evolución viajera (del floppy, lento como carreta, al mail, veloz como monorriel) y algo más sobre el bisne, se puede leer aquí. ¿Debemos decir ‘felicidades’? (No lo creo….)