Nuevo cambio en el trabajo: voy a venir a trabajar los lunes de 9 a 6 (o a 7, o a 8) y el resto de la semana, laburo en casa. Estaría muy contenta si no supiera que puede ser el inicio del fin… es decir: si el proyecto de la tarde no jala ¿a quién correrán?

Quiero pensar que meterme en el nuevo proyecto es deferencia. Pero de todos modos, tengo miedo.

Necesito en plan urgente una nueva actividad. ¿No saben de un narco que quiera adoptar una hija?