<<(…)Así, saber contar quiere decir también saber envejecer, y contar es siempre narrar un envejecimiento. Lo que da a Zazie en el metro el estilo de un relato mítico, más allá de los gags humorísticos que la animan, y al personaje de Zazie una dimensión arquetípica, es ese ‘He envejecido’ con el que termina la novela.

<<‘He envejecido.’ Es decir: ‘He vivido’. Es decir, además: ‘He aprendido’.(…)

Esto tomado del libro ‘Práctica del guión cinematográfico’, de Jean Claude Carrière y Pascal Bonitzer. Editado por Paidós Comunicación. (Si alguien que me lee trabaja en Paidós o me puede conseguir descuentos, no me deje sufrir: estos libracos andan, todos, arriba de los 200 varos!).

De Zazie pueden leer algo aquí.

Ahora tengo que ponerme a hacer una reseña sobre el librín de Carrière, y si no me apuro, se me van a ir mis dos minutos de creatividad escribidil en este post.

PD. Creo que Fla-k tenía razón: un plato de melón no es suficiente. A la una me comí unas zanahorias con jícama y limón y sal y chile y cesó la revolución en mi interior…

*Me refiero, por supuesto, a la edad de 40, y no a los 40 ladrones de Alí Babá.