Voy de nuevo: un día en el que me siento no especialmente abajo, pero tampoco muy activa. Veo que Alberto lucha por desligarse de su blog, sin mucho éxito. No entiendo por qué la desligazón, le preguntaré al rato que lo vea.

Rax