Una carta sobre mi buró hoy en la mañana:

Querida Sinpico (esa soy yo):

Tengo que ir urgentemente a Islandia. Si llegan unos pingüinos italianos preguntando por mí, diles que fui a Amecameca. Compra atún, mucho. Regreso el jueves.

Me da miedo preguntarme de qué va todo esto…

(En otras noticias: hoy a las diez era mi cita para Conciliación y Arbitraje. Son las once. Y estoy aquí, en la oficina de Diálogos, escribiendo en la compu. ¿A que no adivinan…?