Categorías
Varia invención

Matar a Omar

Antes de ayer (o sea, antier) vimos Kill Bill 2. Después de la porquería ésa de Van Helsing, fue como un relápago en un cielo claro ;)

Para empezar -oh fans de Han Velsing- aquí se ve lo que es realmente un pastiche bien hecho, un sentido del humor brillante, un tributo a los héroes de la infancia.

Vamos, que esto es cine divertido, y no mamadas.

Sipi, me gustó más que Vil Kitsch 1, y eso que la uno me gustó hartísimo.

La recomendación: ¡a ver Veal Kilt DOS cuanto antes!

PD. Yo me pregunto por qué no tradujeron el título. Supongo que Kill Bill rima muy bonito, y que Matar a Bill, no.

Pero había muchas opciones:

a) Cambiarle el nombre a Bill. Por ejemplo, el del título de este post: Matar a Omar(o a Melgar, Tovar, Aznar, etc)

b) Cambiar el tema: Besos mil a Bill. Rima, aunque no tenga nada que ver.

c) Poner un título que no tenga nada que ver: Venganza en el desierto de Arizona, digamos. O bien, Orgía de sangre y traición.

d) Título arruina-pelis como Un final inesperado. No pongo ejemplos por respeto a quienes no hayan visto todavía la peli.

e) Darle más importancia al director que al filme. Ejemplo: La última locura de Quentin Tarantino.

f) Darle más importancia a la actriz: La rubia asesina sabrosa.

g) Enjuiciarla a priori, sea a favor: Esta no es otra estúpida mamada americana, o en contra: La aburrición de Tarantino.

h) Intentar darle un título ‘chistoso’: Sangre y carcajadas

i) Pretender explicarla desde el título: La búsqueda de venganza de una mujer afrentada.

j) Etcétera.

k) Yo me quedo con Vil Kilt. Muy escocés, pero al mismo tiempo, sucio, duro, cínico. Ja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *