Antes de ayer (o sea, antier) vimos Kill Bill 2. Después de la porquería ésa de Van Helsing, fue como un relápago en un cielo claro ;)

Para empezar -oh fans de Han Velsing- aquí se ve lo que es realmente un pastiche bien hecho, un sentido del humor brillante, un tributo a los héroes de la infancia.

Vamos, que esto es cine divertido, y no mamadas.

Sipi, me gustó más que Vil Kitsch 1, y eso que la uno me gustó hartísimo.

La recomendación: ¡a ver Veal Kilt DOS cuanto antes!

PD. Yo me pregunto por qué no tradujeron el título. Supongo que Kill Bill rima muy bonito, y que Matar a Bill, no.

Pero había muchas opciones:

a) Cambiarle el nombre a Bill. Por ejemplo, el del título de este post: Matar a Omar(o a Melgar, Tovar, Aznar, etc)

b) Cambiar el tema: Besos mil a Bill. Rima, aunque no tenga nada que ver.

c) Poner un título que no tenga nada que ver: Venganza en el desierto de Arizona, digamos. O bien, Orgía de sangre y traición.

d) Título arruina-pelis como Un final inesperado. No pongo ejemplos por respeto a quienes no hayan visto todavía la peli.

e) Darle más importancia al director que al filme. Ejemplo: La última locura de Quentin Tarantino.

f) Darle más importancia a la actriz: La rubia asesina sabrosa.

g) Enjuiciarla a priori, sea a favor: Esta no es otra estúpida mamada americana, o en contra: La aburrición de Tarantino.

h) Intentar darle un título ‘chistoso’: Sangre y carcajadas

i) Pretender explicarla desde el título: La búsqueda de venganza de una mujer afrentada.

j) Etcétera.

k) Yo me quedo con Vil Kilt. Muy escocés, pero al mismo tiempo, sucio, duro, cínico. Ja.