Ensalada raquelette

Hoy hice mi famosa ensalada raquelette (sí, yo la bauticé; sí, lo hice hace medio segundo) -y quedó tan pero tan buena que decidí ser linda y compartirles la receta.

Van a necesitar:

  • Verduras varias. Yo hoy usé cuatro calabacines, un chayote, un pimiento verde, uno rojo y uno amarillo -el paquetito «semáforo», le dicen. Otras veces uso champiñones, ejotes, pepinos, apio, zanahorias, brócoli, chícharos y/o granitos de elote :)
  • Jugo Maggi bajo en sal
  • Aceite de oliva
  • Sal de mar
  • Limones amarillos (dos)
  • Limones verdes (mínimo uno)
  • Semillas de girasol o pepitas de calabaza (un puñito)
  • Cacahuates tostados sin aceite ni sal (otro puñito)

Pasos a seguir:

  1. Laven todas las verduras. Bien. Que no queremos que nadie se enferme, ¿verdad?
  2. Piquen tooodas las verduras en cubitos. Yo procuro que queden como de dos centímetros cúbicos.
  3. Rebanen un limón amarillo. Uno nomás.
  4. Partan el otro limón amarillo por la mitad.
  5. Pongan un sartén en la lumbre con un chorrito de aceite. Mi chorrito es como de una cucharada sopera porque es nomás para dar sabor y los cositos grasos saludables que necesita el cuerpo. Ni siquiera espero a que se caliente demasiado, nomás a que corra bien. Como mi sartén es de esos teflonosos, nada se le pega. eso es bueno, diría yo.
  6. Echen la verdura, los cacahuates y las rebanadas de limón amarillo en el aceite, nomás a que se ablande tantirri. A mí me gusta casi cruda, que cruja, pues. Así la recomiendo pero cada quién.
  7. Pónganle jugo maggi al gusto. Yo le pongo hartito, por eso uso el bajo en sal, para que no me dé tanta culpa luego ;)
  8. Ya que esté con la textura adecuada, pásenlo todo a un tupper que tenga tapa y exprímanle el jugo del otro limón amarillo y de todos los limones verdes que quieran (aguas con la gastritis).
  9. Añadan las semillas de girasol o calabaza.
  10. Tapen el recipiente y agiten todo con vigor y entusiasmo.

Y listo.

Acá en casa la comemos así, tibiecita, recién salida de la estufa, o a temperatura ambiente, o directo del refri. También la usamos como base para sopa y queda buena ;)

Les iba a poner una foto pero fui al refri, saqué el tupper con la ensaladilla, me comí dos cucharadas y no fotografié nada. Vine, me senté, me acordé a qué había ido, me paré de nuevo, volví a ir al refri, saqué de nuevo el tupper y me comí otra vez un par de cucharadas y no tomé fotos. Así que les quedo a deber la foto :( Pero a cambio les dejo una de una ensalada de gatos :D

No hagan esto en casa
No hagan esto en casa

2 comentarios sobre “Ensalada raquelette”

  1. Hace mucho, por andar con un gastrónomo, dije que iba a ir apuntando sus recetas porque se inventaba las cosas en el momento y quedaban re-buenas pero no apuntaba nada y él mismo decía que tenía memoria de Teflón. No más que como primero lo contemplaba guisar y luego comíamos, nunca apunté nada. Pero resulta que yo guiso desde hace mucho (de hecho más tiempo del que él lleva guisando) así que de menos voy a empezar a apuntar las mías.
    La tuya me gustó mucho :) la voy a probar. Sólo que sin pimiento. Lo único que G no come es pimiento. Considerando que de ahí en fuera puedo darle hasta sesos y los devora, le daré el gusto de ahorrarle los pimientos.
    Y no más por el gusto de… ¿conoces este blog? Hablando de recetas y letras y compartir ;) http://paperandsalt.org/
    Abrazo

  2. Gracias Raquel, no cabe duda que eres un ser humano muy completo.
    Me encanta cómo dices las cosas: directas y sencillas, parece que estuviera junto a ti cuando estoy leyendo tus narraciones…
    y luego esta receta tan nutritiva, aunque me queda la duda…las semillas de calabaza o girasol se agregan crudas?

    te mando un abrazo de Veracruz, y de Mirada a Distancia.
    Con afecto:
    Inés

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.