2 comentarios sobre “El ataque de los zombies parte mil quinientos”

  1. La mejor terapia, en estos casos, es la que te puede dar tu gato. Y lo mejor de todo es que es gratis y a domicilio. (Recuerda tu propia experiencia onírica con zombies y gatos).

    Saludos y recuerda: detrás de toda gran mujer hay un gran gato.
    (Este comentario fue patrocinado por Güiskas, jajajaaaa)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.