Categorías
Varia invención

Muchas perspectivas, poco líquido

No, olitas del mar: no soy genial ni mucho menos. Tengo rachas simpaticonas que se alternan con temporadas bastante macabras. Macabronas. Para llegar a estos días más o menos lindos, tuve que pasar semanas más bien negras, donde lo único que se me ocurría era sentarme a ver ‘No te lo pongas’, que es mi programa favorito de tele, y es vergonzante, porque a Alberto no le gusta ni tantito. Así que me sentaba como zombi a ver solita la tele, mientras una lágrima furtiva resbalaba por mi mejilla helada…

jejeje.

Bueno, no es tanto así ;)

Pero más o menos.

Alguna vez alguien repeló en el tagboard que este blog no muestra ‘la verdadera yo’. No sé a qué se refería exactamente, pero ahora, que me quedó tan grande el traje de ‘genial’, me quedé pensando en ello. Por supuesto que la Rax que escribe acá es tan verdadera como la que hace los guiones y como la que prepara el desayuno. Hasta me atrevo a decir que son la misma (pues no soy Crazy Jane, por suerte). Pero sería absurdo hacer aquí el desayuno, bloggear en Canal Once y echar guiones a la sartén. Aunque le ponga sal y especias, un guión frito no sabe igual que una carne asada!

Y para más dificultad, lo que fui también es parte de lo que soy, pero tampoco tiene caso ponerme aquí a ser la chavita de 17 que fui, porque sería muy aburrido para el posible lector, y, especialmente, para mí.

Total, que, Olitas, no soy genial. Pero me esfuerzo en hacer bien lo que hago: desde un guión hasta una carne asada (aunque dejen les cuento lo que pasó en el desayuno de antier…)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *