Categorías
Varia invención

Olviden al sapito brincador

Acabo de leer en las noticias que lo atropelló un caminó cuando trataba de cruzar una carretera. Parece que el camión le abrió la cabeza, por lo que el diamante se le incrustó a la llanta, causando una volcadura. Considerando que el camión era un trailer de doble remolque que llevaba canicas de la fábrica de canicas Marble Co., podemos imaginar el desmadre que se armó cuando todos los coches que venían detrás de él empezaron a resbalar sobre las caincas, caniquitas y canicotas. Es un caos, la peor tragedia de la historia. La fila de autos colapsados en una carambola sensacional mide ya 17 kilómetros y sigue, pues para colmo es un día de neblina y los coches que vienen nomás no ven nada (bueno, los conductores) y se estampan…

Parece que el chofer del trailer se dio a la fuga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *