Categorías
Varia invención

Un último comentario

Exigentina sabía que en sus manos estaba que el Monstruo dejara de serlo y volviera a su estado principoso. Sólo que no sabía cómo lograrlo. En todo caso, estaban lejísimos de la acción, y sería mejor que llegaran antes que la hija de la bruja, o la bruja misma. Así que mientras estas seguían discutiendo, Exigentina tomó su frijol mágico y la llave, fue al tronco del árbol y sacó al monstruo, y huyó con él con dirección al castillo.

Todavía no sé cuál fue el medio de transporte. Tal vez la bruja tenía un burro alado, o quizá un par de zapatillas mágicas. También puede ser que Laura Zapata les haya dado un aventón.

Lo importante es que Exigentina llegó al Palacio.

(Rax bosteza. Tiene huevita. Mañana le sigue)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *