Un agradecimiento a Cinthya por llevarnos a ver una gran gran gran peli (hasta soñé a Chihiro!)