Sitio personal de Raquel Castro, escritora mexicana
www.raxxie.com

Un dolor acá, una grabación y un pingüino desobediente

Empecemos por la grabación: hoy fueron de Diálogos en Confianza a grabar una cápsula con mis alucnos mostros. Estaban encantados y muertos de miedo, lo que es muy divertido, jejejeje. Ya les avisaré cuándo salen al aire, para que conozcan a mis tormentos. Mientras Irma grababa, yo me quedé platicando con Brenda, mi alumna consentida (nomás no le digan). Me contó una historia de desamor que se parece hartísimo a la que les contaba yo hace rato. Jejeje. Y quiere ser médica. Es muy inteligente, debería hacer algo mejor, escribir guiones por ejemplo. Jajajaja. No, no se preocupen: no se lo dije. Uno no puede ir por la vida destrozando el futuro de las jóvenes generaciones.

Pero fue cansado, horas de grabación y de niños latosos que por momentos quieren una mamá y por momentos una novia. ¿Así era yo en la adolescencia? Je. ¿Quieren ver una foto de yo, en la adolescencia? ¿No? Ok.

Sigamos con el pingüino desobediente.

Resulta que Deíctico se siente muy protegido con eso de que Cinthya, Chema y Alberto lo alcahuetean, así que hoy, mientras yo me fui a la secundaria, él se salió de la casa. Dejó un recado que dice:

Sin pico: Fui a visitar a un vecino. Marbe sabe.

Y mientras la mafia lo persigue, Bjork es pingüina de clóset, y el taquero Joe prepara armas biológicas en su puesto de tacos, D. salió a la calle justamente el día nacional del No-Pingüino.

Hasta miedo me da preguntar qué fue a hacer…

Y por último: ¿hay algún médico en la sala? Hace cuatro o cinco días que tengo punzadas en el costado derecho, más o menos por donde da el llamado ‘dolor de caballo’, o ‘flato’. Sólo que no es agudo, constante, ni da por hacer ejercicio. Es… no sé. Una punzada ocasional (aunque el tiempo que transcurre entre una y otra se ha acortado cada vez más). Pero me preocupa. Y no sé si por tan poca cosa habría que ir al doctor.

(Como post-data, Cliff está mucho mejor, va a empezar el miércoles la segunda fase de quimio y su doctor está optimista. Me da pena ser tan quejinche cuando hay gente tan valiente jugándoselo todo…)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: