Categorías
Varia invención

Noche angelina

Silencio. Impresionante callación formada por sonidos. Des-silencios suaves, sinergiados. No-reconocibles unos (solo esta noche vienen desde el limbio de los audios), hiper-señalables otros: un grillo amplificado, una computadora-gato, el hombre-que-no-duerme de allá arriba.

¿Aquí? las diez y media. Pero el silencio oculta la hora en un disfraz de madrugada.
¿Allá? las doce y media, hora de brujas. Me dan no-miedo: Allá, alguien me espera.
¿Aquí? intento trabajar a toda prisa. No lo logro. Las palabras se rebelan, se revelan, me desvelan. Desmueren términos, renacen fruslerías.

Me voy a trabajar, luego a la cama. Y a la calma.

(Un suburbio tan callado y con tan raros insertos auditivos puede volver loco a cualquiera. Extraño mis noches llenas de escándalo pre y post lucha libre…)

5 respuestas a «Noche angelina»

Yo quisiera una mac-gato, que ronronee cuando me reconozca y cuyo pelaje pudiera acariciar mientras me lee los mails en voz alta… un abrazo wherever u are…

Es que aveces la voz mas fuerte es la que es casi imperseptible, la voz del silencio.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Pd Llegue aqui por recomendacion de Hamletmaschine, asi que quejas y reclamaciones, a El por favor.

Nada que ver, pero le dejo cariños nuevamente y una linda estafeta de preguntas librosas:

Estás atrapado en Fahrenheit 451, ¿qué libro te gustaría ser?

¿Alguna vez te enamoraste de algún personaje de ficción?

¿El último libro que compraste fue…?

¿Qué estás leyendo actualmente?

Cinco libros que llevarías a una isla desierta:

¿A quién le pasas el relevo y por qué?

:)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *