Cinco hábitos extraños


I. Mirarme al espejo y decir: «para serte honesta…». Lo hago cada vez que estoy sola frente a un espejo, y la frase siempre queda inconclusa.
II. Entrar a mi blog, abrir la página de edición de blogger, sentir que no tiene caso y cerrarla, varias veces hasta que por fin me decido a escribir un texto… o no.
III. Torcer la espalda, los dedos, muñecas, codos, dedos de los pies y cuello hasta que truenan. Cosa a la vez, claro.
IV. Poner SIEMPRE el mismo cassette cuando voy sola en el auto.
V. Inventarme historias de miedo, creérmelas y no poder dormir por causa de ellas.


11 respuestas a “Cinco hábitos extraños”

  1. Esto es un juego. Y como juego, tiene reglas:

    El primer jugador de este juego inicia su mensaje con el título «5 extraños hábitos tuyos» (o algo parecido).

    Las personas que son invitadas a escribir un mensaje en su respectivo blog, a propósito de sus hábitos extraños, deben también indicar claramente este reglamento.

    Al final, debéis escoger 5 nuevas personas y añadir el link de su blog o diario web.

    No olvides dejar un comentario en su blog o diario web diciendo :

    «Has sido elegido» y ruegas que lean el tuyo.

  2. Entonces me porte bien toda la semana. No hice cosas que puedan calificarse de maliciosas o parecido, no, hasta ayude a mi hermanito a pasar su juego y con la tarea de español.

    Entonces ¿Donde está la traducción del intraducible?

  3. Lo más terrible de todo es que cuando comencé a escribir mis «hábitos extraños» no podía dejar de pensar los tuyos como referencia… y me acordé de que me sé perfectamente la letra de muchos discos de mi temporada en la prepa que los ponía para despertarme: los aprendí por hipnopedia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: