Categorías
Varia invención

Ay dolor… ya me volviste a dar

En el cuento de Las Doce Princesas Danzarinas, éstas chamaquitas esperan a que todos duerman en palacio para salir por debajo de la cama de la mayor a un bosque donde los árboles son de plata y las frutas de joyas preciosas; atraviesan un río hermosísimo y llegan a un salón de baile impactante donde bailan y bailan y bailan y bailan. Y bailan y bailan.
A la mañana, no se quieren levantar, todo les duele, el rey está asustado (más que por la salud de sus hijas, por lo poco que les duran los zapatos) y de ahí parte la historia, en la que un joven pobre, pero guapo y honrado, y de buen corazón, se convierte en una especie de Sherlock Holmes y desenreda el misterio. Y se casa con la princesita más joven (y las otras once, chivos brincados, se quedan pa siempre solteras, y sin bailar, pero eso no parece importarle a nadie). (Ni a mí).
Lo que cuenta es el hecho de despertar en el Ouch total.
Y así estoy yo.
Lo extraño es que yo no fui a ningún baile, ni hay pasadizo debajo de mi cama, ni se me gastaron los zapatos.
Y si a esas vamos, lo que me duele no son los pies, sino una línea no tan imaginaria entre la nuca y el omóplato derecho. ¿Será que por las noches me convierto en luchadora sonámbula? ¿Acaso fue Martha Villalobos quien me dejó para el arrastre? Me gustaría saber cómo es mi máscara -seguro que no soy de las que apuestan la cabellera-…
Y mientras, me duele. Ouch.

27 respuestas a «Ay dolor… ya me volviste a dar»

Así pasa, Raquel preciosa. Yo también amanecí toda madreada hoy y me duelen las piernas por la retención de líquidos. Pero estoy sospechando que a todos los exalumnos de las Vizcaínas nos da eso muy seguido. Síndrome de Doña Sara García, le dicen, o enfermedad «sejuela». Se jue la juventú
See you later, gracias por tu visita.

:p no me acordaba del cuento… ese dolorcillo se quita pintando cuartos, neta, haga brochaterapia y ya verá… pero mejor fíjese bajo su colchón, igual hay un guisante o un frijol rojo (de esos del colorín) que hace de las suyas :)

saludos al trío :)

Te dijimos que no fueras a echarle pleito a la Villalobos, pero tu, necia… jejeje…

No es cierto, te envío un abrazo y buenas vibras para que te recuperes pronto

Erika:
Lo del guisantito funciona con las princesas. Yo, que de aristócrata no tengo nada, podría tener una calabaza tipo cenicienta debajo del colchón y ni cuenta me daría. Tanto así, que hay mañanas que amanezco con el gato acostado en la cara, y no me perturba el sueño…
Pero lo de la brochoterapia suena muy bien. Lo voy a intentar.

No he experimentado con la brochaterapia, pero un masajito bajo el chorro de una ducha caliente sí que aliviana.

Y… ¿usted es ruda o técnica? y quizá sí apuesta la cabellera pero lo que pasa es que usted siempre gana ;) a pesar de los fregadazos.

Ela:
Eso no se me había ocurrido… quizá soy ruda rudísima… La cavernaria Sonámbula, o algo así…
y eso explicaría por qué no he encontrado por acá una máscara…
¡qué enigma!

Usted es, en efecto, ruda rudísima, pero sépase querida y con seguimiento preocupado de su espalda. Espero que se alivie pronto… :)

I can’t read this language! But you can probably read English, which means you are smarter than I am. Crap!

Don Oruga:
Pues sí, así le pasó al Santo, ¿no?
Sólo espero no terminar haciendo pelis de horror de bajo presup… momento… creo que sí me gustaría…

Sin embargo, de vez en cuando el dolor es un gran maestro…

(En primer plano resuena el ama un latigazo y el sumiso atado y amordazado asiente)

Rax, para que se te vaya esa fea molestia nada mejor que ver a las amigas. Lee tu correo de hotmail, please!(los dos).

ahhh yo estudie el 5 año de primaria en las vizcainas. ¡que bien me la pase!!!!! pero no entiendo porque tanto dolor querida rax :)

Porque nadie me dijo que habias vuelto???? Yo apenas me voy dando cuenta!

De cualquier manera muchos saludos y que gusto poder leerte again.

7mo sentido

Camila:
¿De veras? ¡Qué cool! Igual y hasta nos encontramos por ahí. ¿Nunca te tocó un susto?
¡Saludos!

7o:
Pues… no sé… de pronto puse un textito… al mes otro… y así se dio. Dicen que hierba mala blablabla… Me da gusto tenerte por acá :)

OK… LA NETA ME DIO HUEVA LEER EL TEXTO, PERO SERE CLARO… ANDO BUSCANDO A MI GENERACION, NO SE SI AQUI ANDAN ESCRIBIENDO, PERO LA NETA SI TIENEN INFORMES DE ALGUNO DE ELLOS LO VOY A AGRADECER… SHIDO… SALUDOS Y LA NETA SI LEI EL TEXTO… TRANQUILA NO HAY DOLOR… BUENO YO SOY PEDRO AGUIRRE PEREZ, SI ALGUIEN ESTUVO EN LA GENERACION DE FABIEN, NORA, MARGARITA, GERMAN, JENNY Y OBVIO MIA… PUES QUE BIEN, SI NO TAMBIEN, PUES TODOS ESTUVIMOS EN VIZCAINAS… BUENO BYE

LO QUE PUEDO DECIR ES QUE WENDY ES MUY GUAPA… TODOS DEBERIAMOS PONER NUESTRAS FOTOS… ASI NOS PODRIAMOS RECONOCER… BUENO YA ME HARTE BYE… POR CIERTO SI LE GUSTA EL ROCK, ESCUCHEN RADIOALTERNO http://www.radioalterno.com AHI TRABAJO NI PEX… SER BARRENDERO TIENE SU CHISTE…JAJAJAJAJA

OK… parece que ahora sere uno de olos activos, nadie escribe o que onda??? el hecho es que sin conocer a la perfecta adolorida, tal vez si la conozco, no importa eso… lo que puedo pasarte de remedio para evitar el dolor seria una buena taza de cafe, en compañia de laguien con quien quieras platicar acerca de tus rollos… bueno como sea saludos a todos, sobre todo a Wendy y Raquel… que le sea leve…

Rax:
Eres la primera que veo que conoce este cuento. Yo lo conocí de una recopilación de cuentos infantiles de un libro muy viejo que se llamaba «Había una vez…» me parece que de editorial Terranova. ¿Tú también? Es caso de que sí, ¿me podrías ayudar a recuperas esa parte de mi infancia lectora, por favor?
Saludos. Ricardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *