Categorías
Varia invención

El desayuno de antier

Rax se levanta. Sin acabar de despertar, baja a la cocina. Abre el refri. Busca y rebusca. Opta por huevos con ejotes y salchicha. Pone aceite en spray en una sartén (menos grasa). Pica la salchicha. La añade al sartén ya caliente. Echa un puñado de ejotes en trocitos. Bate y añade el huevo. Descubre, con cierto horror, que los ejotes estaban totalmente CRUDOS y que ya con el huevo será muy difícil que se cuezan.

Rax se da de topes. Piensa en a)tirar la mezcla b)esperar a que el huevo quede, y entonces sugerir a los comensales que jueguen el juego de quitar pedacitos de ejote de entre la salchicha y el huevo c) echarse a llorar.

Rax respira hondo y busca en el refri. Encuentra jitomate en caldillo. Lo añade a la mezcla, la tapa y la pone a fuego lento.

La fam baja a la mesa, preguntando por el desayuno. No les hace gracia que tardará un poco más.

Tarda bastante más.

Pero los ejotes quedan bien.

Rax se acuerda de cuando su tía Estela le puso jabón en vez de sal a la sopa, y decide que hay un mal de familia, pero que, por lo menos, ella lo tiene atenuado…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *