Categorías
Varia invención

Vagando me topé con el blog de Julio, Tijuana en el exilio. Me gustó lo que dice sobre los papalotes. Me pregunto si llegará el día en que un publicista se pare frente al Viento y le diga: ‘Lo siento, tienes que dejar de soplar porque estás ‘out’. Le avisaremos a tu señora madre cuando se ponga de nuevo de moda el look a-la-despeiné’.

Y de ahí, claro, me acordé del cuento de La Madre de los Vientos, que tanto me gustaba cuando niña. Creo que el nombre era ‘Los tres pelos del diablo’, pero también creo que estoy haciendo un remix de historias.

Y si un día me encontrara realmente la cabaña en medio del bosque en la que vive la madre de los Vientos?

(Uno de los vientos llega, con la protagonista a cuestas, a la casa del Diablo, en la versión que recuerdo de la historia. La niña logra hacerse con los tres pelos de oro del diablo y se casa con la prince…. hm. Tal vez no era niña, sino un soldado. O era un cuento lésbico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *