Categorías
Varia invención

Los despertares de lunes son lentos

Ahora soñé que me salía un ojo en el ombligo. Estaba lindísimo. Coqueto, miraba a izquierda y a derecha, pestañeaba y seducía a los ojos en los ombligos de la gente a mi alrededor: todos teníamos ojos en la panza.

Era vaciado porque la ropa tenía diseños adecuados: playeras con agujeros redondos en medio, ombñigueras, blusas semi-transparentes con diferente entramado de la tela a la altura del ombligueishon…

Lo raro es que lo que veía mi ojo del ombñigo (y estoy segura de que veía) no llegaba en señales nerviosas a mi cerebro. Me pregunto… entonces, ¿para QUIÉN estaba mirando mi ojo del ombligo?

¿Será que todos teníamos aliens en la panza (aliens curiosos que sacan sus periscopios? ¿Será que los ojos en el ombñigo eran un implante de moda, más en el plano de la cirugía estética, adorno vil, pues?

Misterio.

Habrá que volver a dormir y plantear estas cuestiones :)

Buenas noches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *