• ¿Les ha pasado, que despiertan de un sueño espantoso y que cuando quieren descubrir por qué era espantoso, ya no recuerdan nada?
  • Los resultados de las elecciones de ayer me tienen a la vez triste y contenta. Pero en la parte triste, estoy muy triste.
  • Ayer me la pasé cool. Es una pena que mis habilidades de interactuar con la gente estén entre ‘pobres’ e inexistentes’. Espero que al menos no se hayan aburrido mucho con Rax-lee-periódicos
  • Consulté ayer al oráculo y me dio respuestas raras. ¿Por qué, como en la terapia, te contestan los oráculos con evasivas? ¿Qué les cuesta decir ´’sí, ve a esa reunión’ o ‘no, no vayas’?
  • Hoy tengo que ir a canalonce. ¿Está de más decir que no tengo ganas?
  • Alerta, alerta: estoy indispuesta. ¿Se entiende esto igual de bien aquí en Mex que en Argentina?
  • El Pingüino está perdido. NPI de qué le haya pasado.
  • Fatalespejo sigue caído. De nuevo, NPI.
  • Le tengo miedo a la semana que hoy empieza. Es por la indisposición. Creo.
  • Un perro vecino aúlla. Suena deprimido, triste, solitario.
  • Ayer el Diablo tenía ojos de estar muy triste. No pude preguntarle por qué.
  • Me da miedo que mis amigos piensen que soy una pendeja. No sé por qué. ¿Habría por qué? (No contesten, plisss)
  • Sí, las inscripciones al viaje intergaláctico siguen abiertas. No se aceptan mascotas ni presidentes. No insistas, Foxxie.
  • Mis gatos tienen cara de estar tristes. Cuando le veo cara de tristeza a los gatos, la situación pasa a Alerta Prioridad Uno. Lo que sigue es llorar cada que pase junto a un animal atropellado. Aunque sea una rata.
  • Sifuentes releyó ‘No tengo boca y debo gritar’. Me dan ganas de imitarlo. Pero le dejo a él el departamento de

    Pesadillas.

 

  • Alberto duerme.
  • Pinches Ginecoides y su autor y quienes lo apoyan.
  • ¡No encuentro mi ‘Silogismos de la amargura’!